¿Qué sanciones se prevén por conducir bajo los efectos del alcohol?

Son numerosas las campañas que nos alertan de los riesgos que comporta conducir bajo los efectos del alcohol. A pesar de ello, siguen dándose muertes en nuestras carreteras por estos hechos.

El post de hoy pretende informar de los límites que fija la ley y de las consecuencias legales que se desprende de un consumo superior al índice permitido.

¿Qué tasa de alcohol está permitida?

¨No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos ni los conductores de bicicletas con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro.

Cuando se trate de vehículos destinados al transporte de mercancías con una masa máxima autorizada superior a 3.500 kilogramos, vehículos destinados al transporte de viajeros de más de nueve plazas, o de servicio público, al transporte escolar y de menores, al de mercancías peligrosas o de servicio de urgencia o transportes especiales, los conductores no podrán hacerlo con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,15 miligramos por litro.

Los conductores de cualquier vehículo no podrán superar la tasa de alcohol en sangre de 0,3 gramos por litro ni de alcohol en aire espirado de 0,15 miligramos por litro durante los dos años siguientes a la obtención del permiso o licencia que les habilita para conducir.

A estos efectos, sólo se computará la antigüedad de la licencia de conducción cuando se trate de la conducción de vehículos para los que sea suficiente dicha licencia. ¨

Déjanos tu contacto. Te llamamos.

¿Quién puede ser sometido a una prueba de alcoholemia?

– Cualquier usuario de la vía o conductor de vehículo implicado directamente como posible responsable en un accidente de circulación.

– Quienes conduzcan cualquier vehículo con síntomas evidentes, manifestaciones que denoten o hechos que permitan razonablemente presumir que lo hacen bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

– A los conductores que sean denunciados por la comisión de alguna de las infracciones a las normas contenidas en este reglamento.

– A los que, con ocasión de conducir un vehículo, sean requeridos al efecto por la autoridad o sus agentes dentro de los programas de controles preventivos de alcoholemia ordenados por dicha autoridad.

En el caso de estupefacientes o sustancias análogas ¿Qué límite prevé la legislación?

¨No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos o bicicletas que hayan ingerido o incorporado a su organismo psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, entre las que se incluirán, en cualquier caso, los medicamentos u otras sustancias bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro

¿Qué consecuencias legales se derivan?

El artículo 379.1 de nuestro código penal establece para la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, la pena de prisión tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años

La determinación a la hora de aplicar la sanción, depende de distintos factores como son: la gravedad del hecho, existencia de antecedentes entre otros.

Si precisas de una mayor asesoría, ES Abogadas es tu despacho en Yecla. Estaremos encantadas de atenderte de forma más personalizada.

Déjanos tu contacto. Te llamamos.

conducir bajo los efectos del alcohol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =