Mutuo acuerdo o contencioso: ¿Qué tipo de divorcio me conviene más?

Cuando la relación matrimonial se deteriora y llega la necesidad de finalizarla, surgen muchísimas dudas sobre los pasos que deben darse a continuación.

Quizá una de las principales cuestiones sea resolver a través de qué cauce procesal es conveniente gestionarlo, si lo más acertado es hacerlo de forma conjunta mediante acuerdo o si por el contrario lo óptimo es hacerlo por vía contenciosa.

¿DIVORCIO POR MUTUO ACUERDO O POR VÍA CONTENCIOSA?

Decantarnos por uno u otro procedimiento debe hacerse partiendo de una variable:

  • Relación que mantengan entre sí los cónyuges: el mutuo acuerdo es muy aconsejable para aquellos casos en los que la relación finaliza de forma cordial y ambos cónyuges pretenden resolver de forma equitativa.

En cambio, el divorcio contencioso, genera una dualidad en las posiciones donde normalmente, los intereses no coinciden y es más difícil llegar a un entendimiento, por lo que cada cónyuge de forma separada debe formular sus intereses y ser éstos resueltos por el juez en última instancia.

Como decimos, ese debe ser el punto de partida ya que intentar mediar por mutuo acuerdo cuando de antemano se sabe que van a surgir discrepancias, puede implicar prolongarlo en el tiempo.

Déjanos tu contacto. Te llamamos.

¿QUÉ DIFERENCIAS EXISTEN ENTRE AMBOS PROCEDIMIENTOS?

  • Los plazos en que se resuelve: el divorcio de mutuo acuerdo es mucho más sencillo en su gestión, aunque este plazo varía en función del Juzgado al que se destina la demanda, lo habitual es que, en el plazo de un mes o dos meses, esté resuelto. En cambio, el divorcio contencioso, al ser preciso dar traslado de la demanda a la otra parte y celebrar juicio para que el juez resuelva, el plazo se amplía como mínimo a 6 meses.
  • El divorcio de mutuo acuerdo no precisa de juicio, una vez presentada la demanda y admitida ésta a trámite sin que adolezca de error, debe ratificarse por ambas partes en presencia judicial y finalizaría.
  • En cuanto a los extremos recogidos en la demanda, el mutuo acuerdo establece los términos de forma libre y equitativa al ser negociada por ambas partes, mientras que en el proceso contencioso, será el juez una vez formuladas las pretensiones de ambos cónyuges, quien resolverá lo más adecuado a ambos.
  • Abaratamiento honorarios: en cuanto a la intervención de abogado y procurador, en el divorcio de mutuo acuerdo basta con un solo abogado y procurador para ambos cónyuges. En divorcio contencioso, cada parte debe ir representado por abogado y distinto.

Si a pesar de estas pinceladas jurídicas, todavía tienes dudas y precisas de un asesoramiento más detallado para tu caso en particular, recuerda que ES Abogadas, es tu despacho en Yecla.

Déjanos tu contacto. Te llamamos.

mutuo acuerdo o divorcio contencioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + cinco =