Despedir a un trabajar por faltas injustificadas al trabajo

Como sabemos, en el ámbito laboral, siempre hay dos partes, el empleador y el empleado. Ambos a través del contrato de trabajo confeccionan el alcance de la relación laboral y los derechos y obligaciones que en uno u otro sentido se desprenden.

Es importante tener conocimiento de cuáles son las obligaciones que surgen, ya que teniendo claro su alcance, ante un incumplimiento sobrevenido, podremos actuar en consecuencia.

El artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, fija cuando cabe el DESPIDO DISCIPLINARIO siempre que por parte del trabajador sede un incumplimiento GRAVE Y REITERADO.

¿QUÉ SE CONSIDERA COMO GRAVE PARA APRECIAR EL INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL?

  • Faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo
  • Indisciplina o desobediencia
  • Ofensas verbales o físicas
  • Disminución continuada y voluntaria en el rendimiento del trabajo normal
  • Embriaguez o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo

Déjanos tu contacto. Te llamamos.

¿QUÉ SE CONSIDERA COMO REITERADO?

Cuando hablamos de comportamiento reiterado, nos referimos a que esta conducta debe ser necesariamente repetida por parte del trabajador y no puntual o esporádica y que no se encuentren justificadas.

Nuestro estatuto no establece un número determinado de faltas de asistencia injustificadas y para apreciarlo, deberemos acudir al Convenio Colectivo que se aplique en concreto en nuestro caso. En el además se fijan las sanciones previstas atendiendo a si la falta es leve, grave o muy grave.

¿Y SI EL CONVENIO COLECTIVO NO ESTABLECE NADA, A DÓNDE PUEDO ACUDIR?

En tal caso, ante la inexistencia de un número determinado de faltas en el Estatuto de los Trabajadores y de no ser apreciado por el Convenio Colectivo, serán los Juzgados y Tribunales quienes determinen el alcance de la falta por parte del trabajador.

¿CÓMO DEBE PROCEDER EL EMPLEADOR?

En cualquiera de los casos, lo conveniente es COMUNICAR A TRAVÉS DE AMONESTACIÓN, en la que se fije quien ha desarrollado el incumplimiento, en qué momento tuvo conocimiento la dirección de la Empresa de la situación, cómo y cuándo se ha producido, qué medidas se deben tomar y que sanción en concreta se aplica para ese caso concreto y para el caso de que la conducta se reitere.

 

Esta amonestación, en caso de que posteriormente se proceda al DESPIDO DISCIPLINARIO, y en caso de que el trabajador reclame la improcedencia del despido, tienen carácter probatorio ante un Tribunal, ya que deja constancia de que efectivamente, el trabajador incumplía reiteradamente el cumplimiento de las obligaciones fijadas en su contrato.

Si tienes algún trabajador que incumple sus obligaciones y desconoces cuál es el modo correcto de proceder, ES Abogadas es tu despacho en Yecla.

Déjanos tu contacto. Te llamamos.

despido por faltas injustificadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − tres =